USA: Obama Demanda Elevar el Techo de la Deuda

| 16 enero, 2013 | 0 Comentarios

Estados Unidos evitó el llamado acantilado fiscal con un acuerdo de prórroga para aumentar los impuestos a los estadounidenses con ingresos superiores a los $ 400000. El acuerdo fue un compromiso ya que los demócratas, bajo la presidencia de Obama, querían que el umbral que se establezca en la marca de 250,000 dólares, mientras que sus oponentes republicanos querían establecerla en $ 1 millón.

El acuerdo eludió el tema de los recortes de gastos obligatorios y elevar el denominado techo de la deuda. Los políticos tienen dos meses para negociar recortes aceptables, pero se prevé que los Estados Unidos lleguen al techo de la deuda a principios del mes que viene. El techo está fijado actualmente en $ 16.4 trillones y actúa como un tope a los préstamos del gobierno – sin embargo, la imposibilidad de pedir prestado más fondos significa que el país pueda no pagar las deudas existentes.

Declarando en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el Presidente Obama llamó a sus rivales a no utilizar el techo de la deuda como moneda de cambio, alegando que sería absurdo. Él advirtió: “No van a recibir una recompensa a cambio de no dañar la economía.” Sin embargo, John Boehner, republicano Presidente de la Cámara ya ha indicado que la cuestión de los recortes se entrelazará con las discusiones sobre el techo.

Arrojando el guante a los republicanos, el Presidente les pidió poner al país en primer lugar: “La fe y el crédito de los Estados Unidos de América no es una moneda de cambio, y será mejor que ellos [los republicanos] decidan rápidamente porque el tiempo se está acabando. Nosotros no somos una nación perezosa. Aunque estoy dispuesto a ceder y encontrar un terreno común sobre la manera de reducir nuestro déficit, Estados Unidos no puede permitirse otro debate con este Congreso acerca de si deben o no pagar las cuentas que ya han acumulado. Lo que no voy a hacer es tener que negociar con una pistola a la cabeza del pueblo estadounidense”.

Obama llegó a aclarar que él con gusto tendrá un debate con los republicanos sobre la política fiscal de EE.UU., pero no hasta que el techo de la deuda se aumente. El problema es que mientras Obama ganó una elección decisiva para la presidencia, su partido no tuvo una mayoría de escaños en la cámara baja, a pesar de que controlan el Senado. Al igual que con el debacle del “acantilado fiscal”, tanto en el techo de la deuda y en recorte de gastos los debates tienden a ser un ejercicio de provocación y ambos tienen implicaciones potenciales mucho más allá de las fronteras estadounidenses.

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed